Daisugi tecnica japonesa - Daisugi, técnica japonesa para producir madera sin talar arboles

Daisugi, técnica japonesa para producir madera sin talar arboles

Daisugi es una técnica japonesa, que tiene más de 500 años, en la que cultivan los arboles con la técnica del bonsái. A partir de un árbol, normalmente un cedro, crece otro encima con ramas totalmente redondas, rectas y sin nudos. La madera obtenida de esta forma es mucho más flexible y mucho más densa, lo que la hace perfecta para vigas y techos. Este método surgió gracias al ingenio ya que se utilizaba tanta madera para la construcción de casas para nobles o samuráis que se estaba agotando la materia prima.

Daisugi tecnica japonesa 1 - Daisugi, técnica japonesa para producir madera sin talar arboles

La madera es un elemento esencial para los japoneses ya que la madera es mucho más resistente que el acero, éste está expuesto a la oxidación y teniendo en cuenta que Japón tiene un clima húmedo necesita mucho más mantenimiento, mientras que la madera resiste hasta después de siglos. A parte de utilizarla para la construcción de casas, templos y puentes, también la utilizan para diseñar estructuras resistentes a tifones y terremotos.

 Una de las razones por las que se utiliza tanto la madera en la construcción de viviendas en Japón  es a causa del moho, los tifones y los terremotos.

Un país en el que rara vez hay temperaturas bajo cero pero sí que tiene temperaturas por encima de los 35ºC, con una humedad que ronda el 70% en verano, hace que sea perfecto para el moho. Esto llevó a construir las casas elevadas del suelo y dejando los muros abiertos para que circulara el aire por debajo, y en el interior de la casa.

Daisugi tecnica japonesa 2 - Daisugi, técnica japonesa para producir madera sin talar arboles

Debido a que la humedad y el salitre perjudicaban a la madera, los carpinteros japoneses crearon la técnica llamada Yakisugi ( yaki significa calentar y sugi es Cipres). Esta técnica se compone de tres pasos:

  • Se unen tres tablas en forma de triangulo con un material resistente a la combustión y se introduce  combustible en el interior.
  • Cuando la madera ha sido carbonizada en 3-4mm de espesor se separan las tablas y se enfrían.
  • Después se cepilla la madera, se lija la cara carbonizada y se le aplican aceites para protegerla.

Esta técnica que se dejó de utilizar hace 100 años, ahora se utiliza por motivos estéticos. Aunque hay que reconocer que también hace que la madera dure muchos más años sin mantenimiento, que sea resistente a plagas y además no sea toxico.

Gracias por valorar este artículo
(Votos: 1 Promedio: 4)

Publicaciones Similares